INICIO  |    LISTA DE APELLIDOS |   COLABORACIONES |   FORO |   SUSCRIPCI”N |   SABER MŃS |   CONTACTAR |   AYUDA




Menocal

El apellido Menocal puede rastrearse en el concejo de Polanco al menos desde mediado el siglo XVI. Juan de Menocal era vecino de este lugar en el a√?¬Īo 1556 y tambi√?¬©n encontramos a Juan Fern√?¬°ndez de Menocal de Balle en 1582. El apellido Menocal pod√?¬≠a encontrarse en estos tiempos en alg√?¬ļn otro lugar de Espa√?¬Īa. Sin embargo, actualmente, m√?¬°s del 80% de las familias con el apellido Menocal nacidas en este pa√?¬≠s son nativas de Cantabria. Continúa...



Molledo

Lugar cabeza del ayuntamiento de su mismo nombre al que est√?¬°n agregados los pueblos de Cobeja, Mediaconcha, Helguera, San Mart√?¬≠n de Quevedo, Santa Cruz, Santa Olalla y Sili√?¬≥. Situado cerca de la carretera de Santander a Reinosa, su clima es templado; sus enfermedades m√?¬°s comunes son tercianas y catarros. Continúa...



Casas de Cantabria en Am√?¬©rica

Siete Casas de Cantabria hay actualmente en el continente americano. Estas √Ę‚?¨Ň?casas√Ę‚?¨¬Ě son asociaciones formadas por familias que en su gran mayor√?¬≠a emigraron a aquellas tierras en los siglos XIX y XX. La mayor√?¬≠a de estas casas poseen sus propios centros sociales y organizan un considerable n√?¬ļmero de actividades. Continúa...



Cualquier persona interesada en colaborar o aportar alguna novedad puede enviar información a la siguiente dirección de correo electrónico: info@apellidosdecantabria.com.

Autr√?¬°n

El apellido Autr√?¬°n, de origen franc√?¬©s, fue introducido en Espa√?¬Īa por los hermanos Cipriano y Pedro Autr√?¬°n. Cipriano naci√?¬≥ en Tol√?¬≥n, Francia, en las postrimer√?¬≠as del siglo XVII. Seg√?¬ļn documentos que obran en mi poder y conferencias dictadas en Aulas del Mar (Universidad de Murcia) Cipriano lleg√?¬≥ a Espa√?¬Īa en el a√?¬Īo 1719 y en el a√?¬Īo 1720 se desempe√?¬Ī√?¬≥ como constructor de nav√?¬≠os en Guarnizo, Cantabria,Espa√?¬Īa, lugar donde permaneci√?¬≥ hasta el a√?¬Īo 1733, cuando pas√?¬≥ a desempe√?¬Īarse como capit√?¬°n de maestranza de la Real Marina Espa√?¬Īola, en C√?¬°diz. Trabajando en Guarnizo contrajo matrimonio con do√?¬Īa Francisca del Corral y esta uni√?¬≥n fue promotora de generaciones que han diseminado el apellido Autr√?¬°n en la regi√?¬≥n cant√?¬°brica, fundamentalmente en Vargas, Puente Viesgo, Torrelavega etc, y afortunadamente gracias a los hermanos Autr√?¬°n, hoy existen familias espa√?¬Īolas o de origen espa√?¬Īol formando parte de la sociedad actual.

Mi padre, √?¬Āngel Remigio Manuel (llamado Manuel) naci√?¬≥ en Vargas y fue inscrito en el Ayuntamiento de Puente Viesgo. Hijo de Emilio Autr√?¬°n Ruiz y de Primitiva Vallejo Autr√?¬°n, perteneci√?¬≥ a una familia de la clase media y sus andares de joven los vivi√?¬≥ entre las vegas del Pas, Puente Viesgo, Torrelavega etc, es decir, en los pueblos, valles y monta√?¬Īas cant√?¬°bricas. Mi padre, en sus interesantes conversaciones con mi madre, coterr√?¬°neos y amigos, refer√?¬≠a que hab√?¬≠a sido testigo viviente de la cruda crisis pol√?¬≠tica, de la uni√?¬≥n de las organizaciones obreras y las republicanas y que las represiones de la √?¬©poca despertaron en √?¬©l las ideas y sentimientos al lado de los republicanos; por ello particip√?¬≥ en acciones organizadas por la intelectualidad republicana, tambi√?¬©n al lado de los trabajadores por lo justo de sus ideales.

Devino entonces el golpe de estado de Miguel Primo de Rivera y la sustituci√?¬≥n del sistema parlamentario, quedando implantada la primera dictadura militar, desde el a√?¬Īo 1923, y dec√?¬≠a que esto trajo consigo mas persecuciones y represiones, por lo que se agudizaron los enfrentamientos entre republicanos y fuerzas dictatoriales y fue motivo por lo que muchos espa√?¬Īoles se vieron en la necesidad de salir del pa√?¬≠s. Entre los espa√?¬Īoles que decidieron emigrar se encontraba √?¬©l, mi padre, dado, por supuesto, a la situaci√?¬≥n existente.


En la segunda mitad de la d√?¬©cada del 20 se fue a Honduras, pa√?¬≠s centro americano, donde se hab√?¬≠a proclamado una ley que le otorgaba facilidades de invertir a ciudadanos extranjeros. En Honduras se dedic√?¬≥ al negocio de la extracci√?¬≥n y venta de madera, entre otros, en San Pedro Sula, departamento de Cortes. Por sus conversaciones se supo y se trasmiti√?¬≥ que en el citado pa√?¬≠s, Honduras, se encontr√?¬≥ con inestabilidad en los gobiernos de la √?¬©poca; tambi√?¬©n hab√?¬≠a conflictos y enfrentamientos entre los partidos m√?¬°s fuertes. Argumentaba con sentido de admiraci√?¬≥n que en Nicaragua hab√?¬≠a conocido a Sandino, l√?¬≠der revolucionario nicarag√?¬ľense, y
que se solidarizaba con las causas nobles, pues no ten√?¬≠a por qu√?¬© negarlo.

La realidad est√?¬° dada a que el d√?¬≠a 22 de septiembre de 1930, estando en su aserradero denominado El Higo, en el pueblo de Chamelecon, fue apresado por una escolta de polic√?¬≠as, comandada por el sargento Manuel Maldonado y conducido sin explicaci√?¬≥n alguna a la direcci√?¬≥n de la polic√?¬≠a en San Pedro Sula y luego trasladado a Puerto Cort√?¬©s, donde fue entregado al comandante de armas. En dicho lugar permaneci√?¬≥ incomunicado durante 7 d√?¬≠as, hasta la llegada del vapor americano Turrialba, donde fue trasladado al puerto de La Habana, en Cuba, donde lleg√?¬≥ el d√?¬≠a 30 de septiembre de 1930.



Dado a este procedimiento sumar√?¬≠simo, perdi√?¬≥ m√?¬°s de 25. 000 -veinticinco mil- pesos oro contabilizados en los distintos negocios que pose√?¬≠a, lo cual consta en sus documentos de reclamaci√?¬≥n a la Corte Suprema de justicia hondure√?¬Īa, a favor de que le permitiera regresar a ocuparse de sus pertenencias y a que se le juzgara con un proceso legal, judicial, el cual asumir√?¬≠a respetando las leyes del pa√?¬≠s.

Volviendo a su llegada al puerto de la Habana, gracias a alguien que le inform√?¬≥ de que los due√?¬Īos del hotel Sevilla eran espa√?¬Īoles, dirigi√?¬≥ sus pasos a este lugar y posteriormente al hotel Europa, que tambi√?¬©n sus due√?¬Īos eran espa√?¬Īoles, los cuales, y tambi√?¬©n otros coterr√?¬°neos, le ayudaron en aquella tr√?¬°gica situaci√?¬≥n.

Por lo que comentaba, por sus gestiones constantes, y por documentos que poseo en mi poder, sabemos de las m√?¬ļltiples reclamaciones realizadas y de las gestiones que a trav√?¬©s del consulado espa√?¬Īol y del c√?¬≥nsul personalmente---a√?¬Īo 1930√Ę‚?¨‚?Ěhubo de realizar en aras de recuperar el dinero invertido y su reputaci√?¬≥n da√?¬Īada, de lo cual nunca tuvo respuesta del gobierno, ni de la corte de justicia hondure√?¬Īa. Sencillamente lo expulsaron del pa√?¬≠s, para otro pa√?¬≠s que no era el suyo y punto. De sus bienes, no sabemos nada, pensamos, ya que el pensamiento es libre, que hayan sido confiscados o tal vez entregados a compa√?¬Ī√?¬≠as norteamericanas que operaban en la comarca.

Mi padre estudi√?¬≥ en el colegio de Villacarriedo, en Cantabria, Espa√?¬Īa. Era hacendoso, h√?¬°bil, trabajador y valiente, as√?¬≠ lo recordamos. En aquel entonces, se traslad√?¬≥ al centro de la isla y comenz√?¬≥ a desempe√?¬Īarse en la zona rural aleda√?¬Īa a Trinidad, en el giro del comercio
de madera; conoci√?¬≥ a mi madre, Alodia de la Paz Boch, conform√?¬≥ una familia de la cual nacimos tres hijos. Mi padre nunca renunci√?¬≥ a su ciudadan√?¬≠a espa√?¬Īola, as√?¬≠ consta en el
registro de extranjeros de la direcci√?¬≥n de inmigraci√?¬≥n y extranjer√?¬≠a de la Habana, Cuba, con el n√?¬ļmero 91795- as√?¬≠ como en la inscripci√?¬≥n del Centro Gallego de la Habana, con el n√?¬ļmero de inscripci√?¬≥n 68731.

Sabemos que en los albores de los a√?¬Īos 40, solicit√?¬≥ o gestion√?¬≥ su regreso a Espa√?¬Īa, en virtud de hacerse cargo de la repartici√?¬≥n entre hermanos de la herencia dejada por sus padres y a solicitud, que casi era un ruego, de su menor hermana Amparo Autr√?¬°n, residente en Torrelavega. Dicha autorizaci√?¬≥n le fue negada y no pudo realizar el viaje que tanto a√?¬Īoraba a su pa√?¬≠s natal, donde adem√?¬°s ten√?¬≠a a sus familiares m√?¬°s allegados. Nunca hemos podido saber el porqu√?¬©, a partir del a√?¬Īo 1936, en algunos documentos, aparece con el segundo apellido cambiado, en vez de Vallejo, a veces Aberasturi, otras ilegible; eso no lo hemos podido descifrar. Algunas personas nos han hecho saber que en esos a√?¬Īos convulsos tambi√?¬©n en Cuba, y d√?¬°ndose la guerra civil en Espa√?¬Īa, algunos espa√?¬Īoles cambiaban sus nombres, otros sus apellidos, en aras de protegerse. M√?¬°s que en Cuba se hab√?¬≠a creado una falange franquista. Sabemos que los espa√?¬Īoles agrupados en el Centro Gallego, el cual acog√?¬≠a no s√?¬≥lo a los de Galicia, tambi√?¬©n de otras regiones, se manifestaron dos grupos con discrepancias pol√?¬≠ticas, uno simpatizantes del franquismo y otro de intereses republicanos.

Encontr√?¬°ndose en la Habana, dado a motivos situacionales y parando en una habitaci√?¬≥n alquilada en la calle Acosta n√?¬ļmero 258, falleci√?¬≥ repentinamente de un s√?¬≠ncope cardiaco. As√?¬≠ termin√?¬≥ la historia personal de un hijo de Espa√?¬Īa que, por una causa u otra, emigr√?¬≥ de su pa√?¬≠s o lo obligaron a emigrar las circunstancias de aquella d√?¬©cada de dictadura militar, que todo indica no tiene mucho que envidiar a la √?¬©poca del franquismo.

Ac√?¬° en Cuba quedamos, su compa√?¬Īera, la madre de sus tres hijos, los que hoy somos continuadores en esta isla del apellido Autr√?¬°n. Si alguien se preguntara c√?¬≥mo quedamos, c√?¬≥mo qued√?¬≥ mi madre, es f√?¬°cil la respuesta: sencillamente desamparada, viuda de un extranjero pr√?¬°cticamente desterrado de su pa√?¬≠s natal, al cual no pudo regresar y tambi√?¬©n de Honduras, donde fue a refugiarse. Mi padre mantuvo sus principios de ciudadano espa√?¬Īol y le trasmiti√?¬≥ a mi madre sus ideas, en tiempos de pol√?¬≠ticas convulsas en Cuba y econ√?¬≥micamente nada favorables.

Luego vinieron a√?¬Īos de ausencia familiar, sin que ambas familias supi√?¬©semos una de la otra, es decir, los que viv√?¬≠an en Espa√?¬Īa sab√?¬≠an que ten√?¬≠an familia en Cuba y viceversa, pero hubo cambios de direcciones, en definitiva, los aislados en una isla del Caribe fuimos nosotros. Tuvimos que esperar muchos a√?¬Īos, so√?¬Īar, y hacer m√?¬ļltiples gestiones, los de all√?¬° y los de ac√?¬°, para lograr un feliz d√?¬≠a podernos encontrar. Me pregunto, semejante a nuestra historia, cu√?¬°ntas familias habr√?¬°n vivido separadas.

Para terminar. De las personas importantes, por una raz√?¬≥n u otras, casi siempre hay quien escriba. Meditando en esto y en la posibilidad de traer al presente la memoria hist√?¬≥rica de miles de espa√?¬Īoles, teniendo en cuenta que ya pertenezco a la tercera generaci√?¬≥n, por mi edad, que luego los hechos hist√?¬≥ricos se pierden en el tiempo, me decido a escribir lo acontecido. Ojal√?¬° alguien lea este escrito, que no es m√?¬°s importante que otros; estos hechos no son m√?¬°s importantes que otros, pero es uno m√?¬°s y para que futuras generaciones sepan que esta tierra cubana guarda los restos de un espa√?¬Īol republicano, al que s√?¬≥lo pudo vencer la muerte.


(Nota: Relato escrito por Amparo Autr√?¬°n Boch, hija de Manuel Autr√?¬°n (nacido en Vargas, Puente Viesgo, Cantabria)


Otros apellidos

Menocal
G√?¬≥mez de Tagle
Lazbal
Ranero
Berrazueta
Abarca
Isla
Gibaja o Jibaja
To√?¬Īanes
Regaliza
S√?¬°nchez de Porr√?¬ļa y Porr√?¬ļa.
Matorras o Matorra
La√?¬≠n, Lainez, Lla√?¬≠n, Lainz, y otros
Bot√?¬≠n
G√?¬≥mez de Linares
Fern√?¬°ndez del Castillo
Ot√?¬≠
Remolina
Mazorra
Bustillo
Veneras
Marcano
Trugeda o Trujeda
Lavandon o Laband√?¬≥n
Arronte
Peral
Llano y Salvarrey de Montevideo
Pombo
Alsedo y Alcedo
Los de la Torre de Trujillo
Quevedo en el Per√?¬ļ
Jimeno y de la Llave
Mijares
Linares
Gil
Camus
Molleda
Cos
Lia√?¬Īo
D√?¬≠az
Bringas
Sigler
Cedr√?¬ļn
Colsa
Maza
Irausquin, y otros.
Mier
Villegas
Cuesta
Toraya
Cortinas y Cortines
Guevara
Crespo
Polidura
Collantes
Berodia
Arredondo
Campuzano
Payno
LLamosas
Quijano
Lombera, Lombana y otros
Gallo
Salm√?¬≥n
Gandarillas
Cos√?¬≠o o Coss√?¬≠o
Bulnes
Quevedo
Vial
Acebal
Argomedo y Argomeda
Pomar, Pumares, Pumarejo
Tresgallo y Trasgallo
Alvarado
Cacho
Calva

. Quienes somos . PolŪtica de Privacidad . Nota Legal .
Copyright © 2004. Apellidosdecantabria.com. Todos los derechos Reservados.